La vida echa a andar

Me había prometido a mí mismo que volvería este blog un espacio más de artículos sobre mi área de estudio y trabajo, pero hay momentos en los cuales las cosas se dan tal forma que el corazón se debe desahogar y si no es escribiendo entonces ¿cómo?…

A veces pasa que simplemente vas caminando por la calle pensando sobre el pasado, presente y futuro de tu vida, sin detenerte en detalles o minucias y ¡Pan! Pasa lo que no te esperabas, la misma vida te agarra a golpes y te dice “no piense tanto y más bien disfrute, sienta y fluya que le está perdiendo el saborcito rico a la esencia de vivir, a una sonrisa”; inmediatamente esto, sin darte cuenta, te abre el corazón a los sueños y experiencias que siempre has tenido a tu lado, pero que jamás has visto o simplemente no le has puesto cuidado, dejándolos de lado… Todo un mundo deslumbrante y bello, lleno de felicidad. Seguir leyendo

Llegas y te quedas

Recomendación: acompañar este escrito con “Un mundo ideal” de Aladín, “Momento” de Cultura Profética, “Lo mejor que hay en mi vida” de Andrés Cepeda y “Lo mejor de mi vida eres tú” de Ricky Martin.

Hay personas en la vida que lo marcan a uno, en mayor o menor grado en el amor, el trabajo, el estudio y demás, esto no es porque yo sea una persona más pasional que racional, lo cual es más que obvio por lo que demuestro en cada una de mis actitudes día a día, sino porque siempre llega ese ser particular que con toda su energía se conecta con tu corazón y mente para enseñarte mil cosas directa o indirectamente.

Seguir leyendo

En medio de la noche

Sólo entraba un pequeño rayo de sol entre las cortinas, dándole al cuarto un color naranja oscuro que ambientaba la mañana en medio del recuerdo o la ilusión; ¿en realidad quién sabía que habría pasado la noche anterior? Todo fue tan especial y mágico, que puedo haber sido simplemente un sueño del que ya no quedaba nada.

Su mano derecha se movía lentamente, los dedos jugaban entre si tratando de sentir la realidad, pero esperando volver a aquella deliciosa sensación de una piel tan especial. Yacía allí solo, completamente desnudo sobre su cama, medianamente cubierto por una sábana blanca; no quería abrir sus ojos, sabía que no había nadie más en el cuarto, en la casa y ni siquiera recordaba en qué parte había quedado su ropa Seguir leyendo