No te dolió

Un nuevo 21, acompañado, esta vez, de un frío matutino que se adueña de las lagrimas que acompañan la amarga melancolía de un recuerdo que no volverá.
Aquel sutil recuerdo de una pasión vivida que murió porque no fue alimentada, dejó de importar frente a las adversidades de una nueva oportunidad de amar.

El sonido del “adios”, sólo te reconfortó frente a una nueva libertad, una oportunidad más por huír de la realidad; abandonaste sus sentimientos y le dejaste allí donde tenías planeado, en su funebre aposento para que lamentara su destino mientras que la tristeza le invadía hasta la muerte

Dijiste “No te quiero perder” cuando ya abordabas el tren en el que decidiste no volver, sentías que aquel apoyo se derrumbaba, pero frente a un nuevo amor, era el riesgo que deseabas correr.

Era evidente, no te dolió acabar con tan aclamado amor, te dolió dejar la costumbre, porque ya no sentías nada más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s